MUDA-architects diseña un Restaurante Hotpot en el suroeste de China que se abre paso a través de un bosque de eucaliptos. ubicado en una zona rural de Chengdu, el diseño celebra un hotpot, un plato popular que se ha convertido en sinónimo de la región.

Aprovechando el clima de la región y para sumergir a los comensales en el paisaje natural, el restaurante no tiene paredes. en cambio, las columnas delgadas de tres metros de altura soportan un dosel del techo que serpentea a lo largo del estanque de lotos del sitio.

Como reflejo de la cubierta de acero galvanizado, la plataforma de abajo está hecha de madera anticorrosiva y el area de restaurant está poblada por mesas de diferentes tamaños. Las columnas, que tienen un diámetro de solo 88 milímetros, permiten que el restaurante se mezcle con el bosque.

Para respetar el entorno natural y minimizar la intervención humana, MUDA-Architects realizó un extenso mapeo del sitio. El edificio y su distintiva cubierta, fueron diseñados en respuesta a la ubicación de los eucaliptos y al lago en sí.

MUDA considero este proyecto de Restaurante Hotpot. como una oportunidad para experimentar con una arquitectura de pequeña escala y bajo costo.

Y dado que el equipo de construcción estaba formado por trabajadores migrantes locales, que no tienen conocimientos ni herramientas profesionales, los arquitectos simplificaron nodos estructurales complejos e hicieron los ajustes estratégicos necesarios.

La primera fase del proyecto ya se encuentra abierta al público.

 

MUDA-Architects/DesignBoom