Snøhetta, estudio de arquitectura con sede en Noruega, ha concluido con un peculiar proyecto, situado en Lindesness, en el punto más al sur de la costa noruega. “Under” operara como restaurante y centro de investigación de la vida marina.

Una estructura de hormigon de 34 metros de largo que emerge del mar noruego invita a los huespedes a comer junto con la fauna marina a cinco metros de profundidad. Siendo este el primer restaurante submarino de europa, que ofrece una experiencia gastronómica única.

Snøhetta_2

Subrayando el delicado equilibrio ecológico entre la tierra y el mar, “Under” rompe la superficie del agua para descansar directamente en el fondo marino a cinco metros de profundidad. Medio hundido en el mar y ubicado en el punto más al sur de la costa noruega, el proyecto se encuentra en una confluencia única donde las especies marinas florecen.

El restaurante está construido con paredes de concreto de medio metro de espesor para resistir la presión y el impacto de las condiciones del mar. Diseñado para integrarse completamente en su entorno marino a lo largo del tiempo, ya que la rugosidad de la capa de concreto funcionará como un arrecife artificial, que dará la bienvenida a las lapas y las algas marinas para que lo habiten.

Snøhetta_6
Snøhetta_4

“Under” Ofrece un respiro de las condiciones climáticas intensas por las que es conocida la zona circundante, ofreciendo a los  huéspedes un oasis de calma con interiores inspirados en fenómenos naturales.

Un vestíbulo revestido de roble es el preludio de interiores ricos que funcionan como una metáfora para el viaje de tierra a mar. Además, los paneles textiles del techo hacen referencia a los colores de una puesta de sol que cae al océano.

Finalmente, un comedor con capacidad para 40 personas, baña a los invitados a la cena con luz azul, deja pasar la ventana de acrílico panorámica de 11 x 4 metros que ofrece una vista del fondo marino a medida que cambia a lo largo de las estaciones.

“Under”es una progresión natural de nuestra experimentación con los límites, como un nuevo hito para Noruega, desafíando lo que determina la ubicación física de una persona en su entorno ” dice kjetil trædal thorsen, Socio fundador de Snøhetta.

 

Ivar kvaal / DesignBoom