Rodeado de bloques residenciales y edificios, se erige el centro cívico de seis pisos, primer edificio del arquitecto japonés Kengo Kuma en Australia. El edificio está envuelto en 20,000 metros de madera de colores claros que Kuma ha dispuesto en una manera dinámica y emocionante para ofrecer a los transeúntes vislumbres de actividad en el interior.

El proyecto se concibe como un punto nodal capaz de centralizar las circulaciones de la bulliciosa área conocida como Darling Harbor, en Sídney.

Su forma cilíndrica responde a la voluntad de crear un hito urbano reconocible desde todas las direcciones que promueva la vida del barrio mediante un programa de usos públicos que incluyen una guardería, una biblioteca, un mercado y un restaurante.

La planta baja funciona como una extensión de la calle, accesible desde todo el perímetro a través de su fachada acristalada. La envolvente formada por cintas de madera, que se enrollan como si fuera un ovillo de lana, continúa a lo largo de la plaza creando un umbráculo que protege el camino de llegada.

Desde dentro, la fachada se percibe como una pantalla orgánica que filtra la luz natural y proporciona una textura amable que recuerda a la calidez de un nido. La posición y la sujeción de las diferentes cintas han sido cuidadosamente estudiadas para generar la impresión de que flotan en el aire.

“Nuestro objetivo es lograr una arquitectura que sea lo más abierta y tangible posible para la comunidad, y esto se refleja en la geometría circular que crea un edificio que es accesible y reconocible desde múltiples direcciones”, menciona Kengo Kuma.

“La pantalla de madera envuelve el exterior del edificio de una manera dinámica y emocionante, una referencia histórica a Darling Harbour que originalmente fue una colmena de actividad comercial y un punto focal para intercambio de mercado”.

La forma característica de The Exchange se crea mediante el escalonamiento de sus seis placas de piso curvas, envueltas en pasillos angulados.

El interior del edificio, contiene una biblioteca, un centro de cuidado infantil, una sala de mercado y un “espacio de creación” para apoyar las empresas creativas y de nueva creación. También hay un bar y restaurante en la azotea con vistas al parque Tumbalong, los jardines chinos y la bahía Cockle.

Darling Square y The Exchange están siendo desarrollados por la compañía inmobiliaria Lendlease como parte de la revitalización de Darling Harbour, supervisada por los estudios de arquitectura OMA, Hassell y Populous .

La intervención urbana proporcionará viviendas para 4.200 personas y se espera crear 2.500 empleos, al tiempo que atrae a más visitantes y actividad a la zona.

Deezen / Kengo Kuma