Curvo cuando lo desea, plano cuando lo necesita, el mouse Arc Surface de Microsoft sigue un formato que estableció hace mucho tiempo. El mouse se presenta como una forma plana y remota y puede doblarse hasta convertirse en un mouse ergonómico cuando sea necesario.

Cuando se termina de trabajar, el Mouse Arc Surface se despliega y vuelve a quedar plano.

El Arc Surface, sin embargo, tiene una diferencia clave que lo hace bastante útil y avanzado. Se deshace de las teclas de clic y la rueda de desplazamiento para obtener una mayor superficie táctil.

La superficie le permite realizar clics a derecha e izquierda, pero su propiedad táctil capacitiva también le permite desplazarse hacia los lados, verticalmente y en general navegar con precisión e intuición. Y cuando haya terminado de trabajar, el mouse se aplana en una forma remota, situacion que resulta bastante comoda y fácil de meter en bolsas sin ocupar mucho espacio.

By Sarang Sheth / Yanko design

Rate this post