superglue_chair_1

Un asiento, dos reposabrazos, un respaldo y cuatro patas. Estos elementos se juntan para hacer una silla y si los percibe juntos o individualmente, existe una gran posibilidad de que sepa que está mirando una silla o un dispositivo para sentarse.

Ese no es el caso de la Silla “Superglue” de Dmitry Kozinenko, Compuesta por 3 piezas de chapa unidas por remaches planos, nunca se podría imaginar que se juntarían para formar una silla. Incluso cuando se juntan, es difícil aislar qué parte desempeña qué papel, solo porque el diseño único de la silla le permite funcionar como una silla sin ajustarse visualmente a los estándares del diseño de ese elemento.

superglue_chair_2

La silla Superglue tiene un asiento y respaldo, que son bastante cómodos, gracias a su diseño cóncavo

El respaldo de la silla de Dmitry Kozinenko está fortificado por las dos láminas de acero remachadas juntas y a la silla, manteniendose extremadamente estable, gracias a la tercera pieza de lámina de acero que no viene en forma de 4 patas, sino que proporciona, a su manera única, un total de seis puntos de contacto entre la silla y el piso.

By Sarang Sheth / Yanko design

superglue_chair_4
Rate this post