Esta Biblioteca publica, diseñada por la firma de arquitectura Junsekino, basada en Bangkok y en medio de la densa vegetación y las planicies tailandesas rurales, se encuentra la biblioteca keang krachan .

La biblioteca se encuentra entre la naturaleza pacífica de la provincia de Petchaburi en Tailandia, el propietario quería construir una pequeña biblioteca pública, dirigida solo por un bibliotecario, como un regalo a la comunidad.

Para mantener el proyecto compacto, con un diseño organizado, el arquitecto dividió la biblioteca en cinco volúmenes cerrados, cada uno de los cuales alberga una función específica.

Cuatro de las cajas sirven como espacios de contabilidad, separando los libros en categorías. La caja central es la oficina del bibliotecario, que le permite acceder fácilmente a cualquiera de las áreas circundantes.

Cada uno de estos volúmenes es un espacio de un solo piso que se conecta con el resto de los volúmenes, ofreciendo una circulación fácil y accesible a lo largo del proyecto.

El arquitecto organizó los volúmenes cerrados dentro de un plano de planta abierto, creando áreas interiores y exteriores alternas, todo bajo un mismo techo. Esta disposición permite que los pequeños espacios de espacio exterior en el edificio se utilicen como rincones de lectura y espacios para sentarse.

La naturaleza circundante y los recursos ofrecidos inspiraron a los arquitectos a utilizar materiales locales para la construcción de esta Biblioteca Publica.

La paleta de materiales consta de acero, madera y láminas corrugadas translúcidas que dejan que la luz brille a través de la creación de una atmósfera abierta y aireada.

Los materiales utilizados soportan fuertes lluvias y vientos, pero su ubicación aún permite que la luz natural y la ventilación fluyan a través del espacio.

Studio Spaceshift / DesignBoom